sábado, 22 de agosto de 2015

Cuba-EE.UU. y los nuevos escenarios de la contrarrevolución

La bandera norteamericana, en el
enclave que hoy ocupa la ilegal
Base Naval de Guantánamo, un
triste, y hasta ahora todavía imborrable,
recuerdo de la Enmienda Platt.
Por  M. H. Lagarde - CubaSí-

Mientras una parte de la contrarrevolución cubana se rasga la ropa o simplemente se cae a puñetazos en Miami por el izamiento de la bandera de Estados Unidos en su embajada en Cuba, otra, presuntamente más moderada, considera el hecho histórico del pasado 14 de agosto como otra oportunidad para “reciclarse” en los “nuevos escenarios”.

viernes, 14 de agosto de 2015

Estados Unidos inaugura oficialmente su embajada en Cuba (+Infografía)

Tomado de 26Digital - Original publicado en Granma -

La ceremonia de izado de la bandera estadounidense en la embajada de este país en La Habana, estuvo presidida por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry. El acto constituyó la ceremonia oficial de apertura de la sede diplomática, en funcionamiento como tal desde el pasado 20 de julio.

Especialmente invitados a este momento fueron James Tracy, Mike East y Larry Morris, los tres marines que arriaron la enseña de la nación norteña en 1961, y quienes entregaron la que actualmente ondea en el edificio instalado frente al malecón habanero.

La NED usa una nueva estrella para su guerra anticubana


Detrás del espejo, la nueva estrella de la NED,
Mariana Paula de Giuli

Por Percy Francisco Alvarado Godoy - Reblogueado desde Descubriendo Verdades -

Tanto la NED, la USAID y otras tapaderas de la CIA –partes comunes del actuar tras bambalinas-, buscan personajes a los que acostumbran a actuar como una sombra, evitando dejar huellas públicas tras su paso.

Hoy vuelvo a retomar para mis lectores el actuar de un personajillo oscuro, devenido en eminencia gris para tejer complots, conspiraciones y todo tipo de chanchullos, evitando asomar la cara al público, aunque se sepa que la misma ha sido destinada a manejar altas sumas de dinero de la NED, a subvencionar actividades subversivas y a generar todo tipo de ataque mediático contra Cuba y otras naciones progresistas.